15 ene. 2008

Seis maneras de evasión mental


Salgo una y otra vez de mi cabeza. En realidad mucho menos de lo que lo necesito. No escapo, no estoy huyendo de mis responsabilidades, o quizás sí... Aunque, tarde o temprano, siempre acabo volviendo.